Altas de empleados y contratos de trabajo

Es posible que las bonificaciones e incentivos comentados en este informe se hallen derogados. Consulte con un profesional.

Se especifican a continuación algunas cuestiones relevantes para la correcta gestión de los recursos humanos en la empresa, especialmente en cuanto a altas y bajas de empleados, y los contratos de trabajo obligatorios para formalizar la relación laboral.

Si al leerlo desea realizar una consulta llámenos al 952 82 62 39 o bien consulte a su asesor laboral.

Altas de personal

Es fundamental que previo al alta del trabajador con la empresa, aquel esté dado de alta como demandante de empleo en las oficinas del INEM o servicio de empleo autonómico. La importancia estriba en que los trabajadores inscritos como desempleados cuentan a la hora de convertir sus contratos en indefinidos, con considerables descuentos en las cuotas de Seguridad Social por un período máximo de 2 años, llegando incluso al 75% de descuento sobre la cuota de contingencias comunes en determindados supuestos en función de la edad y sexo del trabajador.

Asimismo, en aquellas áreas de actividad donde resulta más difícil encontrar demanda de empleo y donde se recurre a trabajadores extranjeros que cubran esos puestos, es principal que los trabajadores cuenten con los permisos de residencia y trabajo oportunos, en aras de evitar sanciones económicas por parte de la autoridad laboral de considerable cuantía.

Contratos

Se detallan a continuación los tipos de contrato de trabajo más habituales dentro del tráfico jurídico del ámbito social,y vigentes según la normativa actual, tras la reforma laboral operada en marzo de 2007.

  • Contrato para la formación: Son aquellos que se formalizan con menores de 21 años que no cuenten con titulación académica. La relación laboral no podrá ser inferior a 6 meses ni superior a 2 años. El tiempo de formación no podrá ser inferior al 15% de la jornada, ni el período de prueba superior a 2 meses. La cotización será aproximadamente de 36 euros mensuales, lo cual convierte a estos contratos en muy atractivos para el empleador. Existe la posibilidad de obtener subvenciones a la transformación del contrato en indefinido una vez finalizado el plazo por el cual se suscribió o con anterioridad. La retribución no podrá ser inferior al salario mínimo interprofesional por la jornada efectiva, sin perjuicio que los convenios colectivos apliquen otro distinto.
  • Contrato en prácticas: Son aquellos suscritos con trabajadores recientemente titulados no hace más de 4 años, no pudiendo ser suscrito por período inferior a 6 meses ni superior a 2 años. El período de prueba será de 1 mes para titulados de grado medio, y de 2 meses para grado superior. Las retribuciones no podrán ser inferiores al 60% de la retribución equivalente a la misma categoría durante el 1er año, y al 75% durante el 2º, no pudiendo ser inferior al salario mínimo interprofesional.
  • Contrato eventual: Son aquellos suscritos para cubrir una necesidad eventual de mano de obra por preverse un incremento en la demanda de bienes y servicios de la empresa, lo cual no puede convertirse, so pena de incurrir en fraude de ley, en un método de cubrir necesidades permanentes de personal en la empresa. Pueden ser de distintos tipos, diferenciándose en aquellos para cubrir la realización de obra determinada (contrato de obra), eventual por circunstancias de la producción, Interinidad (para sustituir trabajadores durante maternidad, paternidad, riesgo durante el embarazo, excedencia por cuidado de familiares, etc.), contrato de relevo (para cubrir trabajadores en situación de jubilación parcial). En futuras publicaciones haremos una análisis más detallado de estos contratos laborales.
  • Contrato indefinido: Aquellos a los que se recurre cuando el trabajador cuenta con una dilatada experiencia en el seno de la empresa lo cual reporta un beneficio y tranquilidad al empleador que puede depositar su confianza en los mismos. Existen contratos indefinidos bonificados, los cuales presentan un atractivo para el empleador que suele contar con importantes reducciones en la cuota de seguridad social, así como incentivos económicos en casos tasados, como en la contratación de mujeres desempleados, jóvenes entre 16 y 30 años, desempleados de duración superior a 6 meses, trabajadores mayores de 45 años, entre otros. Los convenios colectivos suelen regular el periodo de tiempo después del cual, se deben convetir los contratos eventuales en indefinidos. Este ahorro de impuestos puede contribuir al desarrollo y/o continuidad de la empresa, que se plantea conservar por motivos lógicos de especialización, el capital humano de que dispone, recursos irrenunciables para la mayoría de las empresas.

Además de enumerar los contratos anteriores, podemos mencionar por su significación, los contratos de relevo, contratos fijos discontinuos, de dirección, entre otros.

Períodos de prueba

Sin perjuicio que el Convenio Colectivo establezca otros períodos distintos, generalmente de 15 días de duración, el empresario podrá rescindir la relación contractual antes de transcurrido seis meses para trabajadores titulados o 3 meses para no tituladores, cuando estos últimos no satisfagan sus expectativas profesionales, una vez comprobado durante este tiempo sus cualidades o experiencias. Hay que tener en cuenta, que los Convenios Colectivos suelen establecer períodos de prueba más reducidos, por lo que habrá que atender a cada caso concreto.


También puede consultar uno de nuestros boletines sobre temas relacionados con la pyme y los autónomos.


Actualización: Octubre 2008
Esta información es para uso privado únicamente, estando prohibida su venta total o parcial, distribución o reproducción sin el consentimiento expreso y por escrito de su autor. A su vez esta información no constituye asesoramiento legal alguna, en cuyo caso, recomendamos a su lector de acudir a un profesional.
©Suasesor España
Copyright © 2005-2013 Suasesor España - todos los derechos reservados