Cierre fiscal para empresas y profesionales

Ahora que se aproxima el final del año fiscal, fecha límite para llevar a cabo actuaciones que redunden en una rebaja de la tributación de empresas y autónomos, hemos pretendido ofrecer ciertas pautas orientadoras para aquellos empresarios o profesionales que no encuentran respuetas claras de sus respectivos asesores en materia de su declaración de la renta 2010 o el impuesto sobre sociedades de su empresa.

Reducciones en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas

Contemplamos a continuación aquellas reducciones y deducciones sobre las que el contribuyente puede influir realizando actuaciones antes del final del año fiscal.

Aportaciones a planes de pensiones

El artículo 51 y ss se vieron sustancialmente modificados con la aprobación de la Ley 51/2007, de 26 de diciembre de Presupuestos Generales del Estado, estableciendo que podrán reducirse en la base imponible general las siguientes aportaciones y contribuciones a sistemas de previsión social:

  • Las aportaciones y contribuciones a planes de pensiones.
  • Las aportaciones y contribuciones a mutualidades de previsión social que cumplan los requisitos contemplados en la presente Ley.
  • Las primas satisfechas a los planes de previsión asegurados que cumplan los requisitos contemplados en la presente Ley.
  • Las aportaciones realizadas por los trabajadores a los planes de previsión social empresarial regulados en la disposición adicional primera del texto de la Ley de Regulación de los Planes y Fondos de Pensiones.
  • Las primas satisfechas a los seguros privados que cubran exclusivamente el riesgo de gran dependencia conforme a lo dispuesto en la Ley de promoción de la autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia.
  • Además de las reducciones realizadas con los límites previstos en el artículo siguiente, los contribuyentes cuyo cónyuge no obtenga rendimientos netos del trabajo ni de actividades económicas, o los obtengas en cuantía inferior a 8.000 euros anuales, podrán reducir en la base imponible las aportaciones realizadas a los sistemas de previsión social, con el límite máximo de 2.000 euros anuales.

A su vez el artículo 52 establece los límite de la reducción, regulando que será el menor de entre los dos valores siguientes; el 30% de la suma de los rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas percibidos por el contribuyente dentro del ejercicio, 50% para contribuyentes mayores de 50 años, o bien 10.000 euros anuales, 12.500 euros para mayores de 50 años.

Cuando por motivo de la aplicación de estos límites no pudiera reducirse en el ejercicio oportuno, las faltas podrán reducirse en los cinco ejercicios siguientes.

Las deducciones de la cuota

El artículo 68 incluye todas aquellas deducciones contempladas en la normativa del impuesto y que pasamos a considerar a continuación.

Deducción por inversión en vivienda habitual

Los contribuyentes podrán deducirse el 10,05 por ciento en la Cuota líquida estatal más el 4,95 por ciento en la Cuota líquida autonómica de las cantidades satisfechas en el período de que se trate por la adquisición o rehabilitación de la vivienda que constituya o vaya a constituir la residencia habitual del contribuyente. La base máxima de esta deducción será de 9.015 euros anuales y estará constituida por las cantidades satisfechas para la adquisición o rehabilitación de la vivienda, incluidos los gastos originados que hayan corrido a cargo del adquirente y, en el caso de financiación ajena, la amortización, los intereses, etc., siempre a cargo del contribuyente.

Tenga en cuenta que en virtud de la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2011 (a pesar de estar contemplado en el Proyecto Ley de Economía Sostenible que se encuentra aún en trámite parlamentario), aquellos contribuyentes que adquieran su vivienda con posterioridad a 1 de enero de 2011 y que obtengan rendimientos superiores a 24.107,20 euros anuales, no podrán aplicar esta deducción.

Igualmente serán de aplicación estos límites cuantitavos para la deducción de vivienda habitual con fondos que hayan sido depositados en entidades financieras.

Deducciones en actividades económicas

A los contribuyentes por este Impuesto que ejerzan actividades económicas les serán de aplicación los incentivos y estímulos a la inversión empresarial establecidos o que se establezcan en la normativa del Impuesto sobre Sociedades, y que consideraremos al final de esta publicación, con igualdad de porcentajes y límites de deducción, con excepción de la prevista en el artículo 42 del texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades.

Deducciones por donativos

Los contribuyentes podrán aplicar las deducciones previstas en la Ley 49/2002, de 23 de diciembre, de régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo. Asimismo podrán deducir el 10 por ciento de las cantidades donadas a las fundaciones legalmente reconocidas que rinda cuentas al órgano del protectorado correspondiente, así como a las asociaciones declaradas de utilidad pública, no comprendidas en el párrafo anterior.

Deducciones por rentas obtenidas en Ceuta y Melilla

Los contribuyentes que tengan su residencia habitual en Ceuta o Melilla se deducirán el 50 por ciento de la parte de la suma de las cuotas íntegras estatal y autonómica que proporcionalmente corresponda a las rentas computas para la determinación de las bases liquidables que hubieran sido obtenidas en Ceuta o Melilla.

Asimismo también aplicarán la deducción los contribuyentes que mantengan su residencia habitual en Ceuta o Melilla durante un plazo no inferior a tres años, en los períodos impositivos iniciados con posterioridad al final de ese plazo, por las rentas obtenidas fuera de dichas ciudades cuando, al menos, una tercera parte del patrimonio neto del contribuyente, determinado conforme a la normativa reguladora del Impuesto sobre el Patrimonio, esté situado en dichas ciudades.

Deducción por actuaciones para la protección y difusión del Patrimonio Histórico Español

Ver la normativa.

Deducción por cuenta ahorro-empresa

Los contribuyentes podrán aplicar una deducción del 15 por ciento sobre las cantidades que se depositen en entidades de crédito, en cuentas separadas de cualquier otro tipo de imposición, destinadas a la constitución de una sociedad Nueva Empresa regulada en el capítulo XII de la Ley 2/1995, de 23 de marzo, de Sociedades de Responsabilidad Limitada. La base máxima objeto de deducción no podrán ser superior a 9.000 euros anuales en cada período impositivo hasta la fecha de la suscripción de las participaciones de la sociedad Nueva Empresa (antes de cuatro años).


Deducciones en el Impuesto sobre Sociedades

Deducción para el fomento de las tecnologías de la información y de la comunicación

Está regulado en el artículo 36 del Texto Refundido de la Ley del Impuesto con vigente hasta el 31 de diciembre de 2010 por expreso deseo del Gobierno Zapatero e imaginamos por la imposibilidad manifiesta de la comprobación de los requisitos legales que dan derecho a la deducción, tal y como acontecía con los gastos médicos en las declaraciones de la renta de las personas físicas.

Es aplicable a aquellas entidades que cumplan los requisitos establecidos en el artículo 108 de la Ley, y les será de aplicación la deducción del 10% de las inversiones y gastos relacionados con la mejora de su capacidad de acceso y manejo de información.

Si usted ha adquirido durante el año, ordenadores, programas infórmáticos o ha realizado gastos encaminados en la mejora del tratamiendo de datos, sepa que puede deducirse el 10% de las inversiones o gastos realizados.

Deducción por reinversión de beneficios extraordinarios

Regulada por el artículo 42 del Texto Refundido de la Ley del impuesto e igualmente mediante la entrada en vigor de la Ley    fue fecha máxima para su aplicación se fijó el 31 de diciembre de 2010. Se configura como una deducción que asciende del 12 al 17% según la empresa sea considera pequeña y mediana empresa o bien tribute al 35% en el impuesto sobre las rentas positivas obtenidas en la transmisión onerosa de elementos patrimoniales y que sean reinvertidas en bienes patrimoniales afectos a la actividad económica.

Si su pyme ha vendido algún inmovilizado material o inmaterial por el cual ha obtenido una ganancia patrimonial, sepa que puede reducir hasta un 12% los impuestos que por ello debería pagar, si dentro del año, reinvierte esos benefocios en otro inmovilizado de naturaleza análoga.

Deducción por contribuciones empresariales a planes de pensiones

Sabía que muchas empresas pagan a sus trabajadores un plan de pensiones como parte de su salario. Aparte de ser una medida para fomentar el ahorro que beneficia a sus trabajadores, puede reportarle a su pyme ventajas fiscales. Deduzca el 10% de las aportaciones que realice a planes de pensiones de sus trabajadores con el límite anual de 8.000 euros por trabajador.

Se establece una deducción del 10% por las contribuciones empresariales imputadas a favor de trabajadores con retribuciones brutas anuales inferiores a 27.000 euros, según el artículo 43 del TRLIS. En el caso de que la deducción prevista por aportaciones empresariales a los planes de pensiones supere los 8.000 euros anuales,podrán ser objeto de deducción en los cuatro años siguientes.

Igualmente se establece una fecha, 31 de diciembre de 2010, a partir de la cual no serán de aplicación.

Gastos de formación profesional

Si en el ámbito de su pyme, se han realizado cursos de formación, adaptación o reciclaje a trabajadores, sepa que esas cuantías se favorecen de una deducción de hasta el 10%.


Consejos

Le recomendamos la lectura del siguiente artículo con objeto de que tenga en cuenta los incentivos para las empresas de reducida dimensión (pymes).

Novedad: La AEAT ha hecho públicos hoy 27 de marzo una nota conteniendo los criterios de tributación de los socios de sociedades mercantiles, que tanto debate habían suscitado desde la entrada en vigor del régimen de operaciones vinculadas. A tal efecto puede consultar los criterios interpretativos que realiza la Agencia Tributaria.

Puede conocer más acerca de los gastos deducibles contemplados por la normativa del impuesto sobre sociedades accediendo a nuestro boletín sobre gastos deducibles y lea acerca del Real Decreto 13/2010 de 3 de diciembre que modifica el Impuesto sobre Sociedades para las pequeñas y medianas empresas (pymes).

Sin perjuicio de resultar prudente esperar a la aprobación de la Ley de Economía Sostenible, en pro de la seguridad jurídica, para poder actualizar esta publicación, ya que en ella se han incluído algunas deducciones que pudieran resultar de interés en materia de I+D+i, adelantamos algunas medidas recientemente aprobadas que estaban incorporadas en el citado anteproyecto.

Del mismo modo y ante la proximidad de la campaña de Renta 2011 puede encargar a SuAsesor para que le confeccione y presente su Declaración de la Renta.


Edición: Noviembre 2009 - Actualización: Marzo 2012
Esta información es para uso privado únicamente, estando prohibida su venta total o parcial, distribución o reproducción sin el consentimiento expreso y por escrito de su autor. A su vez esta información no constituye asesoramiento legal alguna, en cuyo caso, recomendamos a su lector de acudir a un profesional.
©Suasesor España & Ediciones Papel de Oro
Copyright © 2005-2013 Suasesor España - todos los derechos reservados