Coincidencia de vacaciones programadas con situaciones de IT

Siempre que el Tribunal Supremo cambia de doctrina en la resolución de un asunto controvertido se genera una expectación inusitada y un profundo debate, ya que se prefiere la generalmente aceptada tradición a lo más moderno y actual, por bueno que ésto sea. Este debate se torna más profundo cuanto más sensible y controvertido sea el asunto.

Por este motivo, hemos querido considerar la reciente Sentencia 5168/2009 de 24 de junio, que representa un cambio de doctrina por parte de la Sala de lo Social en materia del derecho de los trabajadores al disfrute de vacaciones cuando coinciden con situaciones de Incapacidad Temporal (a continuación IT). Debemos diferenciar en esta publicación entre los aspectos anteriores y los posteriores a esta cambio jurisprudencial.

Como reseña normativa a la cuestión debatida en esta Sentencia, recordemos que el artículo 40.2 CE proclama que "los poderes públicos... garantizarán el descanso necesario, mediante ... las vacaciones periodicas retribuidas", y el artículo 38 ET dispone: "El período de vacaciones retribuidas ... será el pactado en convenio colectivo o contrato individual ... (de conformidad con lo establecido en su caso en los convenios colectivos), estableciéndose de común acuerdo entre el empresario y el trabajador y tomándose en cuenta las exigencias del trabajo y las oportunidades de descanso y distracción del empleado".

Antedentes

Hasta ahora cuando una empresa elaboraba un calendario de vacaciones aplicable al año, generalmente elaborado con la suficiente antelación para que los trabajadores puedieran planificar estos descansos, se discutía si realmente existía una reserva formal y material de estas fechas, sin perjuicio de pacto posterior entre empresa y trabajadores, quedaban automáticamente asignadas y fijadas para estos fines.

Por este motivo, cuando se producían hechos o circunstancias sobrevenidas que imposibilitaban el disfrute nomal de los descansos por darse situaciones de Incapacidad Temporal, a saber, enfermedad común, enfermedad profesional y accidente laboral, el trabajador perdía el derecho a poder disfrutar de sus vacaciones con posterioridad a su restablecimiento y correspondiente alta facultativa.

Doctrina jurisprudencial actual

Por lo comentado se desprende fácilmente que la Sentencia 5168/2009 ha supuesto un cambio, entendido como avance a favor una vez más de los trabajadores afectados, sobre todo, por la influencia y el efecto que el Derecho Comunitario tiene sobre el ordenamiento jurídico interno.

Pese a estar enmarcado en una relación individual de trabajo, afectada por un marcado carácter privado, debe contemplarse a opinón del Tribunal, "...dentro del contexto socio-jurídico del Estado Social y democrático de Derecho que nuestra Constitución proclama y garantiza...", y por tanto, "...núcleo irrenunciable de los derechos propios de un Estado Social..."

Además debe considerarse como "...un principio del Derecho social comunitario de especial importancia y cuya finalidad no es otra que permitir que los trabajadores descansen y dispongan de un período de ocio y esparcimiento, divergente a la finalidad del derecho a licencia por enfermedad".

La Directiva 2003/88 "no se opone a una normativa nacional que establezca modalidades de ejercicio del derecho de vacaciones ... aun cuando llegue a ... incluir su pérdida al término del período de devengo o del período de prórroga, siempre cuando el trabajador haya tenido la posibilidad de ejercitar el derecho", lo que no siempre ocurre.

Cuestión fundamental para comprender los efectos que la normativa comunitaria posee en nuestra legislación nacional, es considerar e interpretar los artículos 10.2 y 93 de nuestra Constitución.

Establece el artículo 6.2 del Convenio 132 OIT que "los períodos de incapacidad de trabajo resultantes de enfermedad o accidente no podrán ser contados como parte de las vacaciones pagadas anuales prescritas como mínimo".

Es obligado una efectiva coordinación de los intereses empresariales y de los trabajadores, mandato que obliga a tener de la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Comunidad Europea, a preferir la primacía de los intereses de los trabajadores cuando la empresa no acredite perturbación en la organización por el cambio de fecha previamente acordada por motivos de la IT.

Otro tratamiento divergente habrá que dispensar en caso que la situación de Incapacidad Temporal se produzca durante el propio disfrute de vacaciones, posterior e imprevisto al inicio del descanso por vacaciones. Bajo nuestra opinión, en ningún caso sería justo atribuir al empleador el deber o carga de posponer las vacaciones del trabajador a otro periodo posterior, ya que supondría un carga extremadamente onerosa. A pesar de que la Sentencia comentada así lo establece, no nos atravemos a manifestarnos sobre los "avances" que en material social pueda protagonizar las instancias legislativas y jurisprudenciales europeas.

Novedades legislativas, la reforma del ET

Este cambio jurisprudencial propiciado por el TS ha motivado la modificación legislativa mediante Ley 3/2012 de 6 de julio del artículo 38 del Estatuto de los Trabajadores que a partir de su entrada en vigor establece textualmente en cuanto ahora nos concierne:

El calendario de vacaciones se fijará en cada empresa. El trabajador conocerá las fechas que le correspondan dos meses antes, al menos, del comienzo del disfrute.Cuando el período de vacaciones fijado en el calendario de vacaciones de la empresa al que se refiere el párrafo anterior coincida en el tiempo con una incapacidad temporal derivada del embarazo, el parto o la lactancia natural o con el período de suspensión del contrato de trabajo previsto en el artículo 48.4 y 48.bis de esta Ley, se tendrá derecho a disfrutar las vacaciones en fecha distinta a la de la incapacidad temporal o a la del disfrute del permiso que por aplicación de dicho precepto le correspondiera, al finalizar el período de suspensión, aunque haya terminado el año natural a que correspondan. En el supuesto de que el período de vacaciones coincida con una incapacidad temporal por contingencias distintas a las señaladas en el párrafo anterior que imposibilite al trabajador disfrutarlas, total o parcialmente, durante el año natural a que corresponden, el trabajador podrá hacerlo una vez finalice su incapacidad y siempre que no hayan transcurrido más de dieciocho meses a partir del final del año en que se hayan originado.

Puede consultar la sentencia en su integridad en el siguiente enlace [...]


Edición: Agosto 2009 - Actualización: Julio 2012
Esta información es para uso privado únicamente, estando prohibida su venta total o parcial, distribución o reproducción sin el consentimiento expreso y por escrito de su autor. A su vez esta información no constituye asesoramiento legal alguna, en cuyo caso, recomendamos a su lector de acudir a un profesional.
©Suasesor España
Copyright © 2005-2013 Suasesor España - todos los derechos reservados