Abrir su propio negocio

¿Qué hago para abrir mi propio negocio sin fallecer en el intento?

No es una pregunta fácil, aunque a través de las líneas siguientes vamos a intentar dar una visión general y algunos consejos prácticos de utilidad, a fin de que la tarea de abrir su propio negocio no resulte del todo penosa. En cualquier caso, le recomendamos contratar asesoramiento legal adecuado y riguroso, y contar con personas comprometidas con su causa, dispuestas a facilitar información punsual en cuantas acciones y decisiones deba tomar, tanto hoy como mañana.

Primeros pasos...

Una vez decidido qué negocio quiere emprender, quizás la decisión más difícil de todas para aquellos que estamos inmersos en el mundo empresarial, que supone un esfuerzo encaminado en diseñar el ámbito de actividad al que va a dedicarse, y sentadas las bases del mismo, relaciones con posibles clientes, contactos con proveedores, acuerdos con colaboradores, entidades bancarias, que no es poco trabajo, le recomendamos tener en cuenta otras cuestiones de vital importancia para el comienzo de su emergente negocio y que pueden influir, muy mucho, en el devenir del mismo.

Viabilidad y financiación:

Recomendamos encarecidamente antes de emprender el negocio, realizar una estudio de viabilidad, a fin de conocer de antemano los gastos en los que incurrirá el nuevo proyecto, la inversión necesaria a realizar, y el nivel de ingresos que necesita generar para comenzar a tener ganancias. Conociendo la inversión necesaria para convertir sus ideas en una realidad, conocerá de manera inmediata, la financiación que precisa, de manera que no obtenga financiación improductiva que no requiere y por la cual, desde el primer momento, debe de pagar intereses.

Imagen y relaciones

En este punto, debe decidir la imagen de su propio negocio, es decir, la cara que ofrece a los clientes potenciales o colaboradores futuros, y que en buena medida puede suponer el éxito o fracaso de su proyecto. No solo hablamos de logotipo y marca comercial, que también puede ser importante, sino la manera de trabajar, el cómo actuar ante una eventualidad que desconocemos, quizás más importante que la imagen corporativa, y que constituye, sin lugar a duda, la seriedad que vamos a demostrar, en la medida que solventemos y resolvamos las posibles contingencias que ocurran en nuestro negocio diario.

Asimismo, contar con relaciones estables y duraderas, tanto con clientes como con colaboradores, ya se llamen proveedores de mercancías, acreedores de servicios, entidades bancarias, etc., creando vínculos más allá del aspecto meramente comercial es positivo, y aporta a su negocio, un valor añadido con el que en principio no cuenta.

Sociedad o persona física?

Abrir un negocio mediante una estrucsura societaria, llámese Sociedad Limitada o Civil, o bien a nombre propio, como persona física, es la eterna pregunta, y realmente no hay respuesta universal que conteste tanta recurrencia. Cada caso es distinto y no podemos ofrecer soluciones genéricas sino específicas a cada cliente en particular en función de sus características propias.

Dependerá esta respuesta del número de socios, si los hay, que se constituyen para llevar a cabo el negocio, de las cifras de negocio que esperen facturar y del beneficio de la industria, de la inversión a realizar y del nivel de endeudamiento previsto, entre otras muchas cuestiones.

Tenga en cuenta, que esta decisión también le puede salvar de más de un quebradero de cabeza, ya que constituir una sociedad limitada conllevará unos gastos elevados en el inicio, fondos que quizá le interese dedicar a otros cometidos que puedan generar ingresos a medio plazo, sin perjuicio que la elección pueda tener sus consecuencias en materia tributaria que deberá igualmente considerar.

Gestión del negocio

En cuestión de gestión, el empresario debería dosificar su esfuerzo y centrar su actividad en aquello que conoce mejor, ya que las demás facetas del negocio le son nuevas por completo y le demandará demasiadas horas como para dedicarse a lo que mejor sabe. Debe delegar ciertas actividades a profesionales especializados que le ofrecerán un servicio específico, a bajo coste, comparado con los costes salariales que podrían derivarse de emplear personal propio, y que ofrezcan un servicio serio y riguroso.

Resumen de opciones

Primeros pasos Viabilidad y financiación Imagen y Relaciones Estructura societaria Gestión
Ambito de la actividad Essudio previo, gastos e ingresos Manera de trabajar Número de socios Dosificar esfuerzo y centrar su actividad
Bases del Negocio Inversión inicial Marca corporativa Inversión y endeudamiento Profesionales especializados
Relaciones y acuerdos Financiación necesaria Relaciones estables Cifras esperadas de la actividad Servicio serio y a bajo coste

También puede consultar uno de nuestros boletines sobre temas relacionados con la pyme y los autónomos.


Edición: Marzo 2008 - Actualización: Septiembre 2010
Esta información es para uso privado únicamente, estando prohibida su venta total o parcial, distribución o reproducción sin el consentimiento expreso y por escrito de su autor. A su vez esta información no constituye asesoramiento legal alguno, en cuyo caso, recomendamos a su lector dirigir su consulta a uno de nuestros profesionales quien le resolverá todas sus dudas concretas en base a la información que se nos facilite.
©Suasesor España
Copyright © 2005-2013 Suasesor España - todos los derechos reservados