Deducción de IVA soportado en adquisición de bienes de inversión

Debido a la rigurosidad y especialidad que caracteriza a la Ley del IVA, en esta publicación hemos pretendido traer algo de luz al asunto de la deducibilidad de las cuotas satisfechas en la adquisición de bienes de inversión.

Para poder optar a su deducibilidad, habrá que reunir unos requisitos contemplados en la Ley del IVA y que intentamos resumir a continuación.

Temporalidad

Sólo serán deducibles en la medida en que los bienes o servicios por cuya adquisición se soportan se utilicen en la realización de operaciones que generen el derecho a la deducción.

En cuanto a las cuotas soportadas con anterioridad al comienzo de la entrega de bienes o servicios, la Ley 14/2000, de Medidas Fiscales, Administrativas y del Orden Social ha dado nueva redacción a una serie de preceptos de la LIVA, al objeto de establecer la *deducibilidad inmediata de las cuotas soportadas en la adquisición de bienes y servicios que se van a utilizar en la realización de actividades empresariales o profesionales, equiparando dichas cuotas a las que se soportan una vez se ha iniciado la realización de operaciones de entrega de bienes y servicios.

Según Resolución 1/2000, de 11 de octubre de la Dirección General de Tributos, las actividades empresariales se entenderán iniciadas desde el momento en que se realice la adquisición de bienes o servicios con la intención, confirmada por *elementos objetivos*, de destinarlos al desarrollo de dichas actividades.

Estos elementos objetivos se pueden acreditar por cualesquiera de los medios de prueba admitidos en derecho, si bien se podrán tener en cuenta las siguientes circunstancias:

  • La naturaleza de los bienes y servicios adquiridos, que habrá de estar en consonancia con la índole de la actividad que se tiene intención de desarrollar.
  • El período transcurrido entre la adquisición y la utilización efectiva de los mismos en la realización de las entregas que constituyan el objeto de la actividad empresarial o profesional.
  • El cumplimiento de las obligaciones formales, registrales y contables exigidas por la normativa reguladora del tributo, por el Código de Comercio, etc., entre los que podemos señalar los siguientes:
    • a) La presentación d ela declaración censal, comunicándose a la Administración Tributaria el comienzo de la realización de actividades empresariales o profesionales.
    • b) El cumplimiento de las obligaciones contables exigidas, especialmente en cuanto al Libro Registro de facturas recibidas y, si procede, el Libro Registro de biens de inversión.
    • c) Disponer o haber solicitado las autorizaciones, permisos o licencias administrativas que fueses necesarias para el desarrollo de la actividad.
    • d) Haber presentado otras declaraciones tributarias correspondientes a tributos distintos del IVA.

Si el adquirente de los bienes o servicios no puede acreditar en el momento en que adquiró los mismos lo hizo con la intención de destinarlos a la realización de actividades empresariales o profesionales, las adquisiciones no se considerarán efectuadas en condición de empresario o profesional y, por tanto, no podrán ser objeto de deducción las cuotas soportadas por dichas adquisiciones, ni siquiera en el caso de que se produzcan la afectación sobrevenida de dichos bienes y servicios a la actividad.

Además, al considerarse bienes de inversión, según la normativa del IVA, los terrenos y edificaciones deberán estar destinados a utilizarse en la actividad empresarial o profesional durante un período mínimo de 9 años desde su entrada en funcionamiento o utilización efectiva, en caso contrario, deberá regularizarse las cuotas soportadas.

Nuestro criterio en este sentido es siempre uniforme, no aconsejando solicitar una devolución de IVA cuando de las circunstancias y requisitos legales no dan derecho a ello, para no levantar falsas expectativas.

Consejo.- Puede conocer más sobre cómo reducir el IVA devengado por facturas incobrables de clientes morosos. ¿Por qué pagar un IVA a Hacienda que no ha llegado a cobrar?.

Actualización: Mayo 2009
Esta información es para uso privado únicamente, estando prohibida su venta total o parcial, distribución o reproducción sin el consentimiento expreso y por escrito de su autor. A su vez esta información no constituye asesoramiento legal alguna, en cuyo caso, recomendamos a su lector de acudir a un profesional.
©Suasesor España
Copyright © 2005-2013 Suasesor España - todos los derechos reservados