El pago a cuenta del Impuesto sobre Sociedades en 2013

Empresas de reducida dimensión

Las sociedades, salvo las que gocen de exención total en el impuesto sobre sociedades, están obligadas a efectuar durante el transcurso del presente año pagos a cuenta como una forma anticipada de la cuota líquida que pueda llegar a resultar de aquel impuesto correspondiente al ejercicio 2013, o bien del ejercicio que esté en curso el día primero de cada uno de los períodos de pago en el caso de que el ejercicio no coincidiese con el año natural.

Los pagos a cuenta se efectúan durante los veinte primeros días de los meses de abril, octubre y diciembre.

La base de cálculo del pago fraccionado y su cuota, serán las siguientes modalidades según los casos y criterios que se adopten.

Las sociedades sin distinción salvo las que son consideradas “gran empresa” por haber superado en el año 2012 un volumen de operaciones en el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) superior a 6.010.121,04 €, deberán presentar el modelo de pago a cuenta optando, según se explica, por los métodos de cálculo siguientes:

  • a)Con carácter general el 18%, aplicable sobre la cuota íntegra reducida positiva que se hubiese determinado, una vez descontadas las retenciones que se consignaron en la última declaración del impuesto cuyo plazo reglamentario de presentación estuviese vencido al día primero de los citados meses; es decir, en general será como referencia para el primer pago, la declaración del Impuesto sobre Sociedades del ejercicio 2011 que se presentó en julio 2012 y para los dos pagos restantes será la declaración del Impuesto sobre Sociedades del ejercicio 2012 que se presentará en Julio 2013.
  • b)Con carácter voluntario y en virtud del artículo 45.3 LIS, ejerciendo ante la AEAT durante el mes de febrero del año en que deba surtir efectos y con carácter de irrevocable salvo renuncia expresa también en dicho mes, el 21%, aplicable sobre la base imponible positiva que se llegue a determinar a partir del resultado contable acumulado que se cuantifique según libros durante los tres, nueve u once meses de cada año natural, deducidas en su caso bonificaciones aplicables, retenciones soportadas y pagos fraccionados que ya se hubiesen efectuado teniéndose en cuenta las bases imponibles negativas de períodos anteriores.
  • c)Para aquellas sociedades consideradas de reducida dimensión el porcentaje de la cuota tributaria ascenderá al 17% en tanto la base imponible proporcional no supere los 300.000,00 € y sobre el exceso se aplicará el 21%.

En aquellos casos en los que resulte una declaración sin ingreso o con cuota cero o negativa no resultará preceptiva la presentación del modelo ante la Agencia Tributaria.

Consejo.- A aquellas entidades que durante el ejercicio 2012 hayan obtenido un resultado extraordinario significativo y que no prevean alcanzarlo en el 2013, así como aquéllas otras gravemente afectadas por la situación económica, resultará aconsejable optar por la opción del artículo 45.3 LIS para el cálculo del pago a cuenta.

Para aquellas sociedades calificadas “gran empresa”, resultará obligatorio establecer la referida declaración en base a lo indicado en el apartado b) anterior, aplicable sobre la base imponible positiva que se llegue a determinar a partir del resultado contable acumulado que se cuantifique según libros durante los tres, nueve u once meses de cada año natural, deducidas en su caso bonificaciones aplicables, retenciones soportadas y pagos fraccionados que ya se hubiesen efectuado.

No obstante lo anterior, para aquellas sociedades cuya cifra de negocios habida en el ejercicio 2011 hubiese sido igual o superior a 20 millones de €, el porcentaje será del 24%, y del 27% para aquellas cuya cifra de negocios hubiese sido igual o superior a 60 millones de €.

Resultará obligatoria la presentación de la oportuna autoliquidación, aún cuando se determinase una base imponible negativa o no resultase cuota tributaria a ingresar.

Téngase presente que aunque una sociedad sea considerada “gran empresa”, también será considerada de reducida dimensión, si su cifra de negocios habida en el ejercicio anterior no hubiese sobrepasado los 10 millones de €. A tal efecto, se tendrá en consideración la cifra de negocios en conjunto cuando la entidad estuviese vinculada con otras entidades o forme parte de un grupo mercantil de sociedades.

A todas aquellas empresas de las que dispongamos de datos suficientes, les serán remitidas oportunamente, copia de las declaraciones presentadas de este impuesto y cuyo pago habrá quedado domiciliado a la AEAT para ser atendido en las respectivas fechas de su vencimiento.

Para aquellas sociedades de las que no dispongamos de datos contables y les resulte aplicable el criterio del apartado b), bien sea opcional u obligatorio, y deseen que les establezcamos la declaración, deberán facilitarnos con anterioridad al vencimiento de cada una de las respectivas fechas, los siguientes datos referidos al período acumulativo de marzo, septiembre y noviembre: Resultado contable; Importe significativo de las diferencias permanentes o temporales, positivas o negativas, que pudiesen haber; Retenciones que se hayan soportado y pagos a cuenta efectuados.

Recordarles asimismo que para este ejercicio 2013 los tipos impositivos de gravamen con carácter general ascienden al 30%, si bien, se establecen en la normativa del impuesto determinados incentivos fiscales para empresas de reducida dimensión como los siguientes:

Base imponible Tipo gravamen
0 € y 300.000 € 25%
Resto 30%

Recordar que tienen la consideración de empresas de reducida dimensión (ERD), aquellas de nueva creación y las que en el período impositivo anterior su cifra de negocios hubiese sido inferior a 10 millones de €, considerando en su caso para su determinación, la incidencia del artº. 42 del Código de Comercio “grupo de sociedades” y también para aquellas personas físicas que vinculadas familiarmente se encuentren en relación con otras sociedades en las situaciones que en aquel artículo se describen.

Para aquellas sociedades sociedades con cifra de negocios limitada a 5 millones de € que cumplan los requisitos de mantenimiento o creación de empleo respecto al ejercicio 2008 (1):

Base imponible Tipo gravamen
0 € y 300.000 € 20%
Resto 25%

(1) Aplicación con efectos retroactivos para el ejercicio 2009 y con vigencia limitada para los ejercicios 2010, 2011 y 2012.

Empresas de facturación superior a 20 millones de euros

Ayer 31 de marzo fue publicado en el BOE el Real Decreto-ley 12/2012 de 30 de marzo, por el que se introducen diversas medidas tributarias y administrativas dirigidas a la reducción del déficit público.

Entre las medidas de carácter temporal adoptadas para los períodos impositivos que se inicien dentro de los años 2012 y 2013, se ha introducido la siguiente modificación en el régimen legal del Impuesto sobre Sociedades y que por su pronta aplicación es motivo de la presente.

Como ya sucediera con la publicación del Real Decreto - ley 9/2011 (normativa aplicable a los pagos fraccionados que debieron efectuarse en los meses de Octubre y Diciembre del 2011), aquellas entidades jurídicas cuyo importe neto de la cifra de negocios habida en los doce meses anteriores a la fecha en que se inicien los períodos impositivos dentro del año 2012 ó 2013 sea igual o superior a 20 millones de euros, aplicarán sobre la base imponible positiva que se llegue a determinar a partir del resultado contable acumulado que se cuantifique según libros durante los tres, nueve, u once primeros meses de cada año natural, reducida en su caso con las bases imponibles negativas de ejercicios anteriores limitadas porcentualmente respecto de aquélla, los siguientes porcentajes de gravamen que determinarán el importe del pago fraccionado y del que se deducirán las bonificaciones aplicables, retenciones soportadas y pagos fraccionados ya efectuados para encontrar la cuota a ingresar:

Cifra negocios año anterior Límite compensación B.I. (-) de ejercicios anteriores Tipo de gravamen
de 20.000.000 € a 60.000.000 € 75% de la B.I. previa a la compensación 24%
a partir de 60.000.000 € 50% de la B.I. previa a la compensación 27%

Se establece ahora con respecto a lo anterior descrito, una limitación respecto al importe resultante de los pagos fraccionados que deban efectuarse en aquellos años, consistente en establecer un importe mínimo equivalente al 8% del resultado positivo de la cuenta de pérdidas y ganancias que resultase acumulada de los tres, nueve, u once primeros meses de cada año natural, del que se descontarán las bases imponibles negativas de ejercicios anteriores limitadas procentualmente como se indicaba. Aquel porcentaje será del 4% sólo para el primer pago correspondiente al mes de abril del 2012.

Aquellas entidades jurídicas en las que al menos el 85% de sus ingresos correspondan a rentas exentas o dividendos con derecho a deducción por doble imposición interna, aplicarán el 4% (en lugar del 8%) y será el 2% aplicable al primer pago correspondiente al mes de abril 2012.



Edición: Abril 2013
Esta información es para uso privado únicamente, estando prohibida su venta total o parcial, distribución o reproducción sin el consentimiento expreso y por escrito de su autor. A su vez esta información no constituye asesoramiento legal alguna, en cuyo caso, recomendamos a su lector de acudir a un profesional.
©Suasesor España
Copyright © 2005-2013 Suasesor España - todos los derechos reservados